Además, el mandatario deberá definir si prorroga el DNU 287/21 que establece medidas sanitarias para mitigar el impacto del coronavirus en el país, y en ese sentido recibió en la tarde del jueves en su despacho a la ministra de Salud, Carla Vizzotti; a la asesora presidencial Cecilia Nicolini; y a la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra; para delinearlo y analizar eventuales cambios.

A su vez, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, emitirá una nueva Decisión Administrativa (DA) para determinar el cupo de pasajeros argentinos o residentes diarios que podrán ingresar al país por vía aérea.

En esa línea, la titular de la Dirección Nacional de Migraciones, Florencia Carignano, adelantó que ese organismo volverá a habilitar desde el sábado próximo el trámite de reunificación familiar, que permitirá el ingreso al territorio nacional de extranjeros que sean familiares directos de argentinos nativos o extranjero residente y que puedan acreditar tal circunstancia, informaron fuentes del Ministerio del Interior, cartera que tiene esa oficina a su cargo.

Esos viajantes deberán ingresar por el Aeroparque Jorge Newbery, Aeropuerto de San Fernando, Aeropuerto Internacional de Ezeiza o la Terminal de Buquebús del Puerto de Buenos Aires.

También Carignano dijo que se estudia autorizar el ingreso al país de turistas extranjeros que «se hayan aplicado las dos dosis» de las vacunas contra el coronavirus y luego de haber cumplido «una cuarentena», con el objetivo de «mover» la actividad, una de las más afectadas por la pandemia, y mencionó que esa mecánica se utiliza en Uruguay y en los países de la Unión Europea.

¿Modificaciones en el semáforo epidemiológico?

En un contexto de cierta estabilidad sanitaria, el Gobierno evalúa modificar el semáforo epidemiológico, que obliga a aumentar las restricciones a la circulación cuando se alcanza determinado número de contagios. Según fuentes oficiales, de cara al avance de la vacunación, el DNU que se renovará este viernes tendría algunos cambios. “No sería prórroga automática”, se limitaron a decir en Casa Rosada.

Las medidas estaban bajo evaluación hasta última hora, dado que hay preocupación por el posible avance de casos de la variante Delta de coronavirus, que ya fue detectada en la Argentina, pero que no tiene una circulación comunitaria importante. Esa cepa está obligando a otros países a imponer restricciones en el movimiento y los contactos sociales, y quieren evitar que esto ocurra localmente. La postura de la cartera sanitaria es más conservadora con respecto a la de otros actores que, desde distintas áreas, buscan abrir las fronteras para reactivar la economía.

Lo más probable, dijeron fuentes oficiales, es que la administración nacional aumente el cupo de argentinos que pueden ingresar al país.

Aunque se privilegiaría el regreso de argentinos que se encuentran en el exterior, está bajo estudio permitir el ingreso de extranjeros que hayan recibido el esquema completo de dosis de las vacunas en los países donde residen, privilegiando a aquellos que tienen relaciones familiares con argentinos, para favorecer las reunificaciones. Esta medida era resistida en Salud, donde creen que este tipo de permisión “traiga” con mayor fuerza la variante Delta al país y favorezca su circulación comunitaria.

Por otra parte, la nueva Decisión Administrativa, que modificaría el cupo en los vuelos, se publicaría en el Boletín Oficial el sábado a la madrugada, al igual que el DNU de restricciones, que básicamente implementa el famoso “semáforo epidemiológico”. El Presidente terminará de definir hoy las modificaciones junto a la ministra de Salud y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here