spot_img
2 marzo 2024, 3:49 am
22.2 C
Rufino
InicioPoliciales«Tirate al piso», el grito con el que el jardinero asesinado le...

«Tirate al piso», el grito con el que el jardinero asesinado le salvó la vida a su socio

-

Lucas Tesure, amigo de la víctima, publicó en su perfil de Facebook fotos y frases recordando a su socio y amigo por salvarle la vida. El jardinero Roberto Mario Iannizzotto fue asesinado este miércoles al quedar en medio de una persecución entre policías y delincuentes.  

Los investigadores del homicidio de Roberto Mario Iannizzotto, el jardinero que este miércoles fue asesinado de un tiro al quedar en medio de una persecución entre policías y delincuentes en la localidad bonaerense de Caseros, intentan identificar y detener a los tres ladrones que huían a los tiros con la camioneta robada y que para la justicia son los autores del crimen, mientras que el socio y amigo que estaba con la víctima al momento del hecho le agradeció mediante una publicación en redes que le haya salvado la vida al gritarle «tirate al piso».

«Gracias por salvarme la vida con ese ‘Luquitas tirate al piso’», escribió Lucas Tesure, el otro jardinero que este miércoles acompañaba a Iannizzotto, en una de las historias que con frases y fotos de él junto a la víctima publicó en su perfil de Facebook.

«Siempre juntos amigo, gracias por todo lo que me enseñaste (…) Te voy a extrañar y me vas a hacer mucha falta, te fuiste a mi lado en un abrir y cerrar de ojos, te amo amigo», escribió en otro de los posteos.

«Gracias por salvarme la vida con ese ‘Luquitas tirate al piso’»Lucas Tesure

Y continúo: «No puedo creer esto que nos pasó mi amigo, mi patrón, mi socio, el que siempre estaba a pesar de las peleas reniegos».

«Hoy no lo tengo más conmigo culpa de la injusticia, verte en esa situación y no poder hacer nada me rompe el alma, pero me pone fuerte el saber que estuve a tu lado hasta tu última hora y te fuiste en los brazos de un amigo que de verdad te quería y siempre te lo dije, gracias por tantos años de amistad te voy a recordar siempre con esa sonrisa, que descanses en paz amigo», agrega.

Por último, escribió: «Dale mucha fuerza a tu hijo y familia, a mí también porque va a ser mucha falta con solo el no tenerte. Te amo Mario Iannizzotto dale un abrazo enorme a tu mamá y papá que es lo que más querías«.

La investigación

En tanto, los investigadores de este homicidio por el que aún no hay detenidos, buscan a los ladrones que, según la pesquisa, dispararon y lograron escapar.

«Los buscados son tres. Hasta ahora la verdad no están identificados, tenemos algunos sospechosos en la mira pero lo estamos chequeando», dijo a Télam un jefe policial que participa de la pesquisa, orientada a una banda que podría ser de la zona de la villa Carlos Gardel, barrio hacia donde huyeron los delincuentes tras escapar este miércoles de la policía.

Un testigo clave es el hombre de 57 años al que los ladrones le robaron a punta de pistola la camioneta Toyota Hilux blanca.

Ese robo ocurrió a unas 25 cuadras de donde luego balearon a Iannizzotto, en el cruce de las calles Dante y José María Bosch de Caseros, donde el hombre fue abordado cuando estaba estacionado en la puerta de su casa, por delincuentes que llegaron en otro vehículo, «un auto oscuro de marca y modelo a determinar», según precisó a Télam uno de los investigadores.

El fiscal de la causa, Ernesto Farber, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 de San Martín, aguardaba además los resultados de la autopsia que iba a realizarse en la jornada de este jueves en la morgue policial del Hospital Carrillo.

Según la información médica preliminar, Iannizzotto recibió un único disparo en la zona del abdomen con entrada y salida del proyectil, pero esto deberá corroborarlo la autopsia.

El fiscal aguardaba los peritajes balísticos, aunque fuentes judiciales revelaron a esta agencia que desde este miércoles ya había definido que los policías involucrados en la persecución sólo serán testigos ya que, en principio, dio por acreditado que el balazo homicida fue efectuado por los ladrones que huían y disparaban para atrás hacia el patrullero, tal como se desprende de lo que se observa en el video que registró el hecho.

Robo, tiroteo, persecución y asesinato

El hecho se inició pasadas las 7.30 de este miércoles, cuando una banda de ladrones robó una camioneta Toyota Hilux blanca en Caseros, partido de Tres de Febrero, en el noroeste del Gran Buenos Aires.

Ante el robo de la 4×4, se emitió un alerta y unos minutos más tarde un patrullero de la jurisdicción localizó el vehículo e inició una persecución que quedó registrada por varias cámaras de seguridad.

Según la policía, los asaltantes comenzaron a dispararle a los ocupantes de ese patrullero y, en esas circunstancias, la víctima resultó baleada en la zona abdominal cuando trabajaba frente a una vivienda de la calle General Hornos y Guaminí, en la mencionada localidad.

La secuencia quedó registrada a las 7.46 por una cámara de seguridad y en el video -al que accedió Télam- se observa que la Toyota pasa a toda velocidad perseguida por el móvil, mientras que la víctima estaba con un compañero con un rastrillo y junto a una desmalezadora apoyada en el suelo.

El jardinero se asoma para ver cómo continúa la persecución, pero se desploma tras recibir al menos un impacto de bala.

Iannizzotto fue auxiliado primero por su compañero y otros dos vecinos de la cuadra, y luego fue trasladado al hospital Carrillo de Ciudadela, adonde llegó muerto.

Iannizzotto fue auxiliado primero por su compañero y otros dos vecinos de la cuadra, y luego fue trasladado al hospital Carrillo de Ciudadela, adonde llegó muerto.

En la vereda quedaron tiradas las herramientas de los dos jardineros y sus respectivas bicicletas apoyadas contra la pared de la vivienda frente a la que cortaban el pasto al momento del hecho.

En tanto, los delincuentes continuaron con su huida por unas siete cuadras hasta que en la esquina de la avenida Perdriel -Diagonal 60 República- y Ángel Pini, también de Caseros, chocaron contra otro móvil, bajaron efectuando más disparos, abandonaron la camioneta robada y se escaparon a pie.

Los imputados, aún prófugos, se fugaron en dirección a la villa Carlos Gardel, barrio de la localidad de El Palomar, partido de Morón, ubicada detrás del Hospital Posadas y a solo cuatro cuadras del sitio del choque.

Los investigadores secuestraron dentro de la camioneta en la que iban los asaltantes una pistola calibre .22, vainas servidas de 9 milímetros y una munición intacta del mismo calibre.

Además, por protocolo, la fiscalía dispuso el secuestro de dos pistolas Bersa Thunder 9 milímetros utilizadas por los efectivos que persiguieron a los delincuentes con el objetivo de que también sean sometidas a pericias.

Telam

Le puede interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Mas noticias